29 de enero de 2017

A lo River

El Millonario de Gallardo se plantó ante Boca en un Súper que tuvo más patadas que fútbol y se llevó la victoria. Fue 2-0 con goles de Driussi, de penal, y Mina, para terminar con una sonrisa en el primer enfrentamiento ante el Xeneize en 2017. Preocupación para Guillermo y compañía.

Imposible hablar de fútbol. Es simple, no hubo. Sin embargo, en los clásicos eso poco importa. River entendió cómo había que jugar, se la bancó desde el comienzo en un juego a pura patada y fricción y venció a Boca. Golpeó en el momento justo y se quedó con el primer superclásico de 2017 por un claro 2-0.

Deja un comentario