09 de febrero de 2017

De milagro en milagro

La Selección Sub 20 estaba afuera del Mundial pero, en la última pelota del partido, Lautaro Martínez clavó el empate 2-2 contra Brasil y le dio una vida más. Ahora hace falta otra hazaña: los de Úbeda deben ganarle por cinco de diferencia a Venezuela en el cierre del Hexagonal.

¡Milagro señores! La Selección Sub 20 empató con Brasil de manera agónica y tiene una vida más para buscar un cupo en el Mundial de la categoría. El 2-2 agónico lo señaló Lautaro Martínez, el mismo que le había prestado la camiseta a Zampedri para la hazaña de Atlético Tucumán por Copa Libertadores. Pero la historia igual no será nada fácil, ya que hace falta otra proeza futbolística: en el cierre del Hexagonal, Argentina necesita ganarle por cinco de diferencia a Venezuela o que la Verdeamarela no venza a Colombia, ya eliminada.

La noche arrancó negra para los pibes de Úbeda, que antes de los diez minutos ya caían 1-0. Pifia de Molina en el rechazo y Richarlison, desde el piso, ponía en ventaja a Brasil. Pero la Sub 20 tuvo reacción de la mano de Mansilla. Con vergüenza deportiva, el chico de Racing peleó un córner y él mismo puso el empate a la salida de ese tiro de esquina. Algún arresto individual con remates de media distancia y una más del pibe de la Academia marcaron el final de la primera mitad.

Deja un comentario