12 de febrero de 2017

En la Boca del Tiburón

El Xeneize perdió 3-1 ante Aldosivi en Mar del Plata. El equipo de Guillermo fue ineficaz en ataque y padeció problemas defensivos. Werner se mandó un blooper y Junior Benítez debutó con un gol.

Boca tiene grandes variantes de mitad de cancha hacia adelante, pero cuando los nombres no se encienden, sufre. Y mucho más cuando muestra fragilidad defensiva, tal como ocurrió en la noche del sábado en Mar del Plata. Aldosivi pasó por caja y sacó rédito con un contundente 3-1por la Copa Aniversario 146 de la Ciudad.

Las dos caras del equipo de Guillermo Barros Schelotto estuvieron de manifiesto en La Feliz. Porque por varios pasajes manejó el balón y llegó hasta metros finales, pero no estuvo fino a la hora de elegir la mejor opción para llegar al gol. Se equivocó en la resolución. Y eso lo pagó caro ante un dueño de casa que llegó poco pero fue eficaz en las chances que tuvo. Boca se mostró endeble en la parte defensiva y regaló más de la cuenta, empezando por el blooper que protaogonizó Axel Werner tras un remate desde lejos de Llama en el amanecer del encuentro.

Aldosivi volvió a dar cuenta de su contundencia en los primeros minutos del segundo tiempo. Primero, con un buen cabezazo -en solitario- de Galván ante la pasividad de la defensa visitante. Y, segundo, una contra que agarró mal ubicado a Boca en el retroceso y que Castro se encargó de canjear en gol. Guillermo metió mano tras el 3-0 parcial y mandó a la cancha a Bou y Junior Benítez, que hizo su presentación. Y el flamante refuerzo fue el encargado de transformar en gol una de las tantas insinuaciones azul y oro. Claro, cuando apenas faltaban quince minutos y el resultado estaba casi sentenciado. Sirvió más para su confianza personal pensando en lo que viene.

Tarea para Boca el de mejorar en la faceta defensiva y el de ser contundente en ataque para no padecerlo cuando arranque el torneo. El próximo sábado jugará otro amistoso contra Tigre en La Bombonera.

Deja un comentario