05 de Febrero de 2017

Fiebre amarilla: Pergamino es el único puesto de vacunación de la región

Las dosis se aplican a viajeros, según los criterios sugeridos por el Ministerio de Salud de la Nación. No se requiere recibir la dosis a las personas que viajen a playas de Brasil, sí a otras zonas de ese país donde se reporta circulación viral de esta enfermedad que puede resultar potencialmente grave. Autoridades sanitarias brindaron precisiones.

DE LA REDACCION. Pergamino es el único puesto de la Región Sanitaria IV donde se vacuna contra la fiebre amarilla, una enfermedad viral transmitida por el mosquito Aedes aegypti y que puede resultar potencialmente. Según explicaron autoridades de Salud locales se trata de una vacuna de riesgo sanitario, cuya aplicación está indicada a personas que viajen a zonas en las que exista circulación viral. Las dosis se administran siguiendo los criterios establecidos por el Ministerio de Salud que en los últimos tiempos consensuó nuevas normas para la aplicación de este biológico.

En declaraciones públicas autoridades de la Secretaría de Salud del Municipio indicaron que existe disponibilidad de vacunas contra esta enfermedad y sugirieron contactarse con el vacunatorio municipal “José Caggiano”, que funciona en San Martín e Italia, para informar destino de viaje y fecha de partida a efectos de coordinar la aplicación con la antelación necesaria. 

“Aquellas personas que viajen a países donde hay brotes de fiebre amarilla o al norte del país deben recibir la vacuna; aunque no es necesario que lo hagan quienes vayan a la playa de Brasil porque no ha habido brotes de fiebre amarilla en esas regiones”, indicaron autoridades de la Secretaría de Salud municipal y recordaron que “el único puesto de vacunación contra la Fiebre Amarilla para la Región Sanitaria IV es Pergamino.

“En función de ello necesitamos organizarnos y por eso es que pedimos a la gente que llame con anticipación a la fecha de viaje -con más de diez días de antelación- así podemos armar grupos y aprovechar las dosis disponibles”, dijeron.

 

Viajeros

La vacuna está recomendada para las personas que tengan previsto trasladarse a países o regiones donde se reporten casos de esta enfermedad, con la salvedad de que no es necesario recibirla si se tiene previsto viajar a regiones costeras de Brasil. Esto responde a una indicación del propio Ministerio de Salud de la Nación que ha señalado que en los centros turísticos costeros de Brasil no representan riesgo por cuanto no se han producido brotes que señalen la posibilidad de un contagio.

En la misma línea se solicita a los viajeros con otros destinos en el vecino país, que realicen una consulta médica para evaluar la necesidad de vacunarse contra la fiebre amarilla.

Al momento, la estadía en los centros turísticos costeros de Brasil de los estados de Ceará, Sergipe, Río Grande do Norte, Paraíba, Pernambuco, Alagoas, Bahía, Espíritu Santo, Río de Janeiro, São Paulo, Paraná, Santa Catarina y Rio Grande do Sul, no representan riesgo para adquirir la fiebre amarilla.

Para viajes fuera de estas áreas, donde se registró un aumento de casos en los últimos meses -el interior del estado de São Paulo y especialmente el estado de Minas Gerais–, la cartera sanitaria nacional aconseja realizar una consulta médica para evaluar el riesgo de adquirir la infección y la eventual indicación de vacunación.

Con respecto a las personas que tengan previsto viajar a Paraguay, desde el Ministerio de Salud de la Nación se aclaró que las autoridades sanitarias de ese país no exigen la obligatoriedad de presentar un certificado de vacunación para ingresar a su territorio.

En este punto, aclara que “Argentina es un país en el cual no existe riesgo de transmisión de la fiebre amarilla, como así tampoco Paraguay es un país con riesgo de infección”.

 

Prevención

La principal medida de prevención contra la fiebre amarilla es la vacunación. La utilización de repelentes, mosquiteros y ropa que cubra las piernas y los brazos también es recomendable para prevenir picaduras de mosquitos que pueden transmitir esta y otras enfermedades.

Son varios los países que exigen a las personas que proceden de naciones en los que la fiebre amarilla es endémica la vacunación para poder ingresar a su territorio.

Por ese motivo, el Ministerio de Salud de la Nación provee gratuitamente esta vacuna a las personas que van a viajar a zonas de riesgo y sugiere a la población consultar a través del sitio Web: http://www.msal.gob.ar/viajeros/index.php?option=com_content&view=article&id=299&Itemid=46 para conocer más precisiones sobre esta vacuna y destinos que exigen su aplicación para poder visitarlos en forma segura.

 

La fiebre amarilla

La fiebre amarilla es una enfermedad viral que se transmite a través de la picadura de mosquitos hematófagos infectados previamente por el virus. Tiene dos ciclos de transmisión, uno selvático y otro urbano. En el primero la transmisión se mantiene entre primates y se produce a través de mosquitos típicos de la selva, mientras que en el ciclo urbano la transmisión a los humanos es a través del mosquito Aedes aegypti.

La enfermedad puede ser grave y provocar la muerte. Aunque no tiene tratamiento específico, puede prevenirse usando repelentes, ropa de mangas largas y de colores claros y uniformes, teniendo mosquiteros y/o aire acondicionado en el lugar de hospedaje y a través de la vacunación específica.

No todos los mosquitos contagian la fiebre amarilla, solo aquellos que previamente han picado a un individuo enfermo. Se denomina fiebre amarilla porque a muchos de los que se enferman se les pone la piel de ese color.

El contagio solamente se produce por la picadura de los mosquitos infectados. No se contagia a través del contacto personal, objetos ni por la leche materna.

Si bien cualquier persona puede contraer la fiebre amarilla, las personas de mayor edad y los niños tienen mayor riesgo de presentar complicaciones. Los síntomas iniciales son similares a los de la gripe: esencialmente vómitos y dolores musculares.

La vacunación contra la fiebre amarilla se evalúa por requerimiento de algunos países, con el objeto de prevenir la introducción del virus en su territorio; y por recomendación ante viajes a áreas de riesgo de transmisión, para prevenir la enfermedad.

Se recomienda la consulta médica para recibir las indicaciones de vacunación en función de los antecedentes personales y las características del viaje.

Deja un comentario