22 de enero de 2017

Preocupación por ataques vandálicos a radares y señalización vial de las calles

Una vez más fue dañado el equipo instalado en la zona de avenida Rodríguez Jáuregui y suman varias las acometidas vandálicas que recibió el controlador. A su vez se explicó que los nomencladores de las calles también son rotos a menudo y la Provincia denunció un constante robo de los indicadores ubicados en las rutas bonaerenses. 

DE LA REDACCION. Una vez más el radar colocado en la zona de avenida Rodríguez Jáuregui fue dañado por los vándalos y este tipo de conductas se repiten en la zona ya que es la segunda vez en pocas semanas que dejan sin funcionamiento a este equipo de control para el tránsito.

“La otra mañana cuando pasamos vimos que lo habían roto, que estaba fuera de su lugar con la cámara apuntando para arriba”, señaló uno de los vecinos del sector que anteriormente había advertido sobre este tipo de conductas. 

“Era de esperar que lo rompieran porque algunos se piensan que son cámaras u otro tipo de dispositivo de seguridad”, agregó otra de las personas que habló con LA OPINION; “no se sabe ahora si quedó funcionando porque los golpes que le dieron son tan fuertes que quedó inclinado hacia la banquina”, destacó este vecino mientras los autos pasaban rápido al notar que el radar no controlaba como corresponde.

Por su parte las autoridades municipales mostraron su preocupación por este tipo de situaciones que se producen; “no es la primera vez que nos encontramos que este radar dañado, ahora habrá que ponerlo en su posición normal y evaluar los daños que sufrió”, le explicaron a LA OPINION fuentes consultadas ayer. 

“Es un dispositivo importante ya que nos permite controlar esta zona de la ciudad donde es fluido el tránsito; a su vez en épocas de clase brindamos mayor seguridad a los chicos que concurren al jardín que está enfrente”, indicaron. 

 

Daños en la señalización

Desde hace algunos meses está en marcha un programa integral de señalización en la ciudad y los pueblos, pero muchas veces los carteles que se colocan son dañados por “manos anónimas” durante la noche; “obviamente que nos preocupa  porque es mucho el esfuerzo que hace el Municipio para mejorar estas cuestiones que favorecen al tránsito”, se agregó. 

La rotura en los nomencladores o bien la señalización atacada con aerosoles, son unas de las malas costumbres que pueden detectarse en la vía pública, y es esto algo que se nota con mayor fluidez en algunos barrios. 

“Más allá de esto seguiremos con los trabajos que se desarrollan íntegramente por personal municipal, todo se confecciona en nuestras dependencias para cumplir con los cronogramas estipulados con el intendente Javier Martínez”, resaltó Walter Satuf, titular del área de Estudios del Tránsito y Señalización Vial.

En cuanto a las acciones que se llevarán a cabo de inmediato, Satuf señaló que “para estos días pretendemos apostar mucho a la señalización; estuvimos realizando tareas de pintura de cordones, marcación y cambio también de carteles. 

“Se estuvo interviniendo además todo lo que son avenidas dado que pudimos avanzar de muy buena manera en las calles, modificando las señales que deben estar obligatoriamente para mejorar el tránsito”.

 

En las rutas 

El Gobierno bonaerense alertó sobre el robo de señales de tránsito en las rutas de la provincia y pidió a los automovilistas que denuncien al 911 si observan este tipo de hechos. Con relación a esto se precisó que el robo y daño de las señales de tránsito en rutas y calles de la provincia de Buenos Aires aumentó “considerablemente” y se agregó que si bien para el Gobierno “es prioridad” dar una mayor seguridad en el tránsito, eso requiere “la colaboración de los usuarios”. 

Los carteles robados “son utilizados como elementos decorativos en habitaciones, jardines, parques y también para la venta”, mientras que cada reposición le cuesta unos 1.800 pesos a la Dirección de Vialidad bonaerense. 

“El robo y destrucción de señales “amenaza la seguridad vial” remarcando que “se está haciendo un esfuerzo enorme  para señalización horizontal y vertical” en la provincia. 

La denuncia de los conductores ante este tipo de delito es esencial para revertir la situación y “evitar así cualquier tipo de accidente”, se explicó en un informe que recibió LA OPINION. 

“Para el conductor que mantiene una determinada velocidad en una recta, la señal de curva es vital para evitar un accidente”, advirtieron y resaltaron que “cada una de las dependencias zonales de Vialidad comunican diariamente el faltante de señales de tránsito”.

En el ranking de los daños están “la práctica de tiro al blanco y la sustracción de carteles para el uso en automotores, casas, corrales de animales y mobiliario”.

También “es habitual el robo de carteles que indican velocidades máximas en zonas de radares, porque luego este faltante es utilizado como argumento para solicitar la nulidad de multas labradas por exceso de velocidad”, apuntaron en el ente vial bonaerense.

Deja un comentario