03 de Febrero de 2017

Se derrumbó un edificio en pleno Centro: hubo solo daños materiales

Se derrumbó ayer parte de un departamento ubicado en un primer piso, al lado de donde se había demolido una propiedad, en la cuadra de calle Pueyrredón entre Merced y San Nicolás, pleno Centro de Pergamino.

Cerca de las 14:00 y de manera imprevista se cayó al vacío una pared desde un primer piso, como consecuencia de la falta de sostenimiento, probablemente a partir de la demolición que se había realizado días antes de la propiedad que estaba contigua.

Si bien el siniestro fue grande y pudo causar problemas en las personas que se encontraban en el interior de la vivienda afectada o en el terreno donde se construyen las bases para un nuevo edificio, no hubo ni siquiera lesionados.

De inmediato fueron convocados los bomberos voluntarios y se hizo presente personal policial y de la Municipalidad para, como primera medida, vedar el paso de vehículos y de peatones por el sector, habida cuenta del peligro existente. También asistió una cuadrilla de la Cooperativa Eléctrica para interrumpir el servicio de electricidad como medida precautoria.

Desde la vereda de enfrente podía observarse claramente el daño que se produjo en el departamento siniestrado. Además de una pared lateral que literalmente desapareció, quedaron rajaduras que a priori y según estimaciones hechas por especialistas en el lugar, serían signos evidentes de que había que producir la demolición total de la propiedad.

El departamento en cuestión está ubicado sobre la loza que en parte cubre el acceso a una cochera de estructura de hormigón concreto y de varios pisos que se ubican en el corazón de la manzana, y la otra parte está sobre un par de negocios que funcionan en la planta baja.

Por el peligro de que se continuaran desprendiendo otras partes del edificio, quedó clausurado el ingreso tanto al departamento como a la cochera, por lo que varios propietarios de autos quedaron sin la posibilidad de ingresar o retirar sus unidades.

El propietario del terreno lindero, donde se hizo la demolición a partir de la cual supuestamente se generó el derrumbe, se hizo presente en el lugar, al igual que el dueño del departamento y el titular de la empresa constructora para, junto a las autoridades municipales encabezadas por el secretario de Desarrollo Urbano, José Salauati, buscar una solución a la coyuntura. 

Al cierre de esta edición continuaban las deliberaciones sobre lo que era conveniente hacer, siendo una de las posibilidades demoler el resto del edificio afectado y analizar hasta donde habría que derrumbar para que no existan más peligros.

Deja un comentario