09 de febrero de 2017

De milagro en milagro

La Selección Sub 20 estaba afuera del Mundial pero, en la última pelota del partido, Lautaro Martínez clavó el empate 2-2 contra Brasil y le dio una vida más. Ahora hace falta otra hazaña: los de Úbeda deben ganarle por cinco de diferencia a Venezuela en el cierre del Hexagonal.

¡Milagro señores! La Selección Sub 20 empató con Brasil de manera agónica y tiene una vida más para buscar un cupo en el Mundial de la categoría. El 2-2 agónico lo señaló Lautaro Martínez, el mismo que le había prestado la camiseta a Zampedri para la hazaña de Atlético Tucumán por Copa Libertadores. Pero la historia igual no será nada fácil, ya que hace falta otra proeza futbolística: en el cierre del Hexagonal, Argentina necesita ganarle por cinco de diferencia a Venezuela o que la Verdeamarela no venza a Colombia, ya eliminada.

La noche arrancó negra para los pibes de Úbeda, que antes de los diez minutos ya caían 1-0. Pifia de Molina en el rechazo y Richarlison, desde el piso, ponía en ventaja a Brasil. Pero la Sub 20 tuvo reacción de la mano de Mansilla. Con vergüenza deportiva, el chico de Racing peleó un córner y él mismo puso el empate a la salida de ese tiro de esquina. Algún arresto individual con remates de media distancia y una más del pibe de la Academia marcaron el final de la primera mitad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.