28 de enero de 2017

Reflexiones de la Cosopper a un mes de la última inundación

El texto habla de sentimientos y del grado de conciencia que dejó en la sociedad. De la inacción del Estado y las obras prioritarias. También recuerda que la ciudad cuenta con un proyecto de obras vigente y convoca a la comunidad a seguir movilizándose y juntando firmas para su concreción.

DE LA REDACCION. La Comisión de Seguimiento de Obras Pluviales de Pergamino (Cosopper) difundió ayer un análisis de situación dirigido a la comunidad pergaminense al cumplirse un mes de la última inundación. El texto habla de sentimientos y el grado de conciencia que dejó en la sociedad. De la inacción del Estado y las obras prioritarias. También recuerda que la ciudad cuenta con un proyecto de obras vigente y convoca a la comunidad a seguir movilizándose y juntando firmas para su concreción.

 

Sentimientos

“Hace un mes una nueva inundación nos golpeó duramente. Lo que había comenzado con las lluvias caídas el 25 de diciembre que anegaron algunos sectores de la ciudad, mostró su peor cara durante el lunes 26 cuando el arroyo Pergamino tuvo su máximo nivel de crecida y desbordó inundando los barrios linderos al Arroyo, tanto del lado sur como el norte, en una imagen que difícilmente se borrará de nuestras retinas y que no habíamos vuelto a ver desde la grave inundación del 7 de abril de 1995”, comienza el comunicado.

“Dolor, bronca, impotencia, incertidumbre, sentimientos que nos atraviesan por estas horas pero fundamentalmente un alto grado de conciencia para entender que el Estado no dio las respuestas que la gravedad del problema requiere. El desastre puso al desnudo la inacción de quienes nos gobiernan y tienen en sus manos las decisiones políticas para evitar que estas situaciones nos ocurran. Pergamino no se inunda porque llueve, se inunda porque no contamos ni con las obras ni con las medidas que nos protejan de las lluvias y sus efectos”, asegura la Cosopper.

 

Conciencia

Sin embargo, la comisión de vecinos entiende que “algo cambió desde hace un mes, y es que como sociedad, como pueblo, comprendimos que así no podemos ni queremos seguir. Hemos dicho basta. Hasta acá. La bronca y el dolor que nos invade se fueron canalizando con el transcurso de los días en acciones concretas para exigir a las autoridades las respuestas que necesitamos. Con un alto grado de compromiso fuimos capaces de juntarnos desde todos los sectores de la ciudad, los barrios inundados, las distintas organizaciones en una misma causa y bajo una misma bandera que encamina la lucha contra las inundaciones, y que por estos días se expresa en tres ejes fundamentales: la concreción del proyecto de obras para evitar inundaciones, la implementación de un sistema de alerta temprana con un plan de emergencia que nos cuide y asista, y la asistencia económica para todas las familias, comercios y pymes afectadas por las inundaciones”.

Asimismo, la Comisión reclama “la implementación de medidas complementarias a las obras principales, y en ese sentido se debe atender el mantenimiento de todos los desagües de la ciudad empezando de forma inmediata con los barrios afectados que requieren de un saneamiento integral para evitar perjuicios en la salud de los vecinos, la ejecución de obras paliativas hasta que se realicen las definitivas, una ordenamiento territorial acorde a la problemática de las inundaciones, la revisión de posibles alteraciones al funcionamiento natural de las cuencas rurales, y otros aspectos que se deberán desarrollar de acá en adelante”.

 

Proyecto vigente

En otro fragmento del comunicado, la Cosopper, aclara que “la ciudad cuenta con un proyecto de obras para protegernos de las inundaciones. El mismo pertenece al Ministerio de Infraestructura de la Provincia de Buenos Aires y está vigente desde 2008. Las obras deben ser realizadas por el Gobierno de la Provincia ya que en 1996 la Cámara de Senadores de la Provincia de Buenos Aires sancionó la Ley N° 11.844 que establece el desarrollo de un estudio integral, proyecto y ejecución de obras para solucionar el problema de las inundaciones en Pergamino, además, la Cámara Segunda de Apelaciones de la Provincia falló a favor de la demanda por amparo que iniciamos desde y en marzo de 2004 emplazó al Gobierno provincial a cumplir con la ley mencionada. A la fecha se ejecutaron algunas obras como una etapa del ramal colector norte Florencio Sánchez y desagües complementarios en el barrio Laguna del Virrey, es decir que el proyecto ya fue puesto en marcha”.

 

Obras prioritarias

La Cosopper recuerda que el proyecto contempla dos obras que son prioritarias y que aún no se han ejecutado. “Este proyecto consta de una obra prioritaria que es la presa de regulación del funcionamiento hidráulico del arroyo Pergamino, y que tiene como función regular el agua que aportan las 18 subcuencas en la zona rural oeste de Pergamino. Estas conforman una gran cuenca de aporte de unos 1.000 kilómetros cuadrados de superficie que escurren sus aguas de forma superficial hacia el Arroyo generando la crecida y/o su desborde en el tramo urbano. Esta obra de regulación ha sido diseñada para proteger a la ciudad de lluvias de gran magnitud que provienen de la zona rural y permitir de esta manera el ingreso al Arroyo del agua que transportan los desagües de la ciudad en el Arroyo. Además de la presa de regulación se deben construir ramales de desagües dentro de la ciudad, los cuales están diseñados en el proyecto. Tengamos claro que nuestra ciudad se inunda por los excedentes superficiales y se necesitan estas obras para regularlos y transportarlos por los distintos barrios de la ciudad”.

El comunicado también recuerda que “en un mes las autoridades tomaron nota de las demandas de la población, de la negación y el planteo de inexistencia de proyectos o la inviabilidad de los mismos y pasó a los anuncios del llamado a licitación en el transcurso de este año. Sin perder de vista este logro, lo que tenemos hasta aquí son solo anuncios y debemos mantenernos movilizados hasta que se concreten. El vicegobernador de la provincia, el intendente municipal y el subsecretario de Obras Hídricas de la provincia confirmaron que se deben realizar las obras y asumieron la decisión política que se reclamó, pero hemos dicho que la gravedad del problema requiere que se concreten en un plazo no mayor de 90 días de los cuales ya pasaron 22 días. Necesitamos que la obra de construcción de la presa de regulación se ponga en marcha este año”.

 

Firmas

Por último, la Comisión de Seguimiento de Obras Pluviales instó a la comunidad a seguir juntando firmas y unidos en un mismo reclamo. “El cuatro de enero y con una gran movilización se trató y aprobó en asamblea abierta un petitorio que fue presentado y tratado con las autoridades municipales al día siguiente. Este petitorio está siendo avalado por la firma de miles de vecinos que apoyan lo solicitado. Las planillas van a ser adjuntadas al petitorio el 6 de febrero y seguiremos juntando firmas para agregar al expediente que se inició. Llamamos a la población a seguir apoyando con su firma y acompañando desde los distintos barrios la atención de las demandas; a seguir organizándonos para que se atiendan las solicitudes de los vecinos inundados y a acompañar a quienes están solicitando subsidios y apoyo económico para reconstruir su vida y la de su familia. Nuestro abrazo a todas las familias inundadas y aquellos que se organizan para reclamar soluciones. Siéntannos sus compañeros de lucha”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.